ISO 37001: SISTEMAS DE GESTIÓN ANTISOBORNO

Raúl Galán
ISO 37001

En mayo del 2016 se celebró en Londres la Cumbre Global Anticorrupción, donde se puso de manifiesto el lastre que significa para el desarrollo y la justicia. Se estima que representa el 2% de la economía global y supone unos 2 billones de euros cada año. En la Agenda 2030 de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible se define el Objetivo 16.5: “Reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas” y previamente en la exposición de motivos se declara que:

La corrupción, el soborno, el robo y la evasión impositiva cuestan alrededor de US $ 1,26 billones para los países en desarrollo por año; esta cantidad de dinero podría usarse para ayudar a aquellos que viven con menos de $ 1.25 al día por encima de $ 1.25 durante al menos seis años.

Pero esta preocupación por este fenómeno no es nueva. Tenemos dos antecedentes claros, por un lado, está la FCPA (Foreign corrupt practises act) de 1977 norteamericana y por otro la UK Bribery act 2010, si bien estas normas sancionan a los nacionales de sus respectivos países, que hacen este tipo de prácticas en el extranjero.

Fruto de esta sensibilidad se empezó a desarrollar una nueva norma en el año 2013. En total 45 países participaron en este proceso a través de sus representantes dando como resultado la publicación el 14 de octubre de 2016 de la norma ISO 37001 2016 que recibe el nombre de “Anti bribery Management Systems- requirements with guidance for use” (Gestión de sistemas antisoborno. Requisitos con guías para el uso).

Como declara la propia ISO en la introducción a la norma;

El soborno es un fenómeno generalizado que plantea serias inquietudes sociales, morales, económicas y políticas, socava el buen gobierno, obstaculiza el desarrollo y distorsiona la competencia. Erosiona la justicia, socava los derechos humanos y es un obstáculo para el alivio de la pobreza. También aumenta el costo al hacer negocios, introduce incertidumbres en las transacciones comerciales, aumenta el costo de los bienes y servicios, disminuye la calidad de los productos y servicios, lo que puede conducir a la pérdida de vidas y bienes, destruye la confianza en las instituciones e interfiere con el correcto y eficiente funcionamiento de los mercados.

Normalmente tiende a confundirse la corrupción con el soborno. Aquella es mucho más amplia que esta. Incluye otro tipo de figuras como malversación de fondos, tráfico de influencias, abuso de funciones, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, ocultamiento y obstrucción a la justicia entre otros. Por ello y para definir bien el ámbito de actuación se define el soborno de manera clara: Oferta, promesa, entrega, aceptación o solicitud de una ventaja indebida de cualquier valor (que puede ser de naturaleza financiera o no financiera), directamente o indirectamente, e independiente de su ubicación, en violación de la ley aplicable, como incentivo o recompensa para que una persona actúe o deje de actuar en relación con el desempeño de las obligaciones de esa persona

La norma ISO 37001 persigue como objetivo principal ayudar a las empresas a combatir el soborno y promover una cultura empresarial ética. Especifica los requisitos y proporciona una guía para establecer, implementar, mantener, revisar y mejorar un sistema de gestión antisoborno. De esta manera ayuda a prevenir, detectar y gestionar de forma adecuada posibles conductas delictivas de soborno. Aunque también hay que decir que la implantación de la norma no garantizará el riesgo cero en esta materia ni evitará las conductas indeseadas, pero sin duda será la manera más eficaz de luchar contra ellas.

ISO 37001 es muy flexible y se puede adaptar a una amplia gama de organizaciones, independientemente del tamaño (pequeñas, medianas y grandes), sector, estructura, geografía o jurisdicción. También es aplicable a partes de una organización. Puede ser utilizado por empresas, organizaciones, ONG’s y también por el sector público.

Es una herramienta de gestión de riesgos que proporciona seguridad a los diferentes actores involucrados, la administración, los inversores, los empleados, los clientes y otras partes interesadas y les transmite que una organización está comprometida con las prácticas anti-soborno que han sido reconocidas mundialmente.

El sistema de gestión es perfectamente integrable con los sistemas de compliance y con otros sistemas de gestión y control existentes ya que la norma incluye la estructura común de alto nivel de las normas ISO de los sistemas de gestión.

El impulso a esta implantación no solo se limita a las sanciones financieras  para las empresas cuyos mandos o empleados se han visto involucrados en dar o recibir sobornos sino sobre todo al riesgo de responsabilidad civil o penal en el que se incurre. Por ello, tener implementados este tipo de sistemas puede llegar a atenuar o incluso a eximir completamente a las personas jurídicas si las personas que cometieron este delito eludieron fraudulentamente los protocolos. Incluso la Fiscalía General del Estado en su circular 1/2016 llega a señalar que estos sistemas por si solos no eximen de la pena pero que pueden llegar a ser fundamentales para la exención o atenuación de la pena.

No cabe duda de que esta norma es fundamental si se quiere hacer de la ética uno de los principales valores de cualquier organización. Desde IMQ Ibérica podemos acompañarle en el proceso de certificación mediante la acreditación de Accredia que es el ente nacional de acreditación italiano.  

 

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar