ISO 39001: SISTEMA DE GESTIÓN DE LA SEGURIDAD VIAL

Raúl Galán
ISO 39001

Los accidentes de tráfico suponen una de las lacras de nuestra sociedad. Los números abruman. De manera constante año a año, el asfalto se cobra su tributo entre muertos y heridos. Uno de los objetivos es llegar a los cero accidentes, ya que el coste que tiene para la sociedad es demasiado alto. Para ello se ha desarrollado una norma como la ISO 39001 con cuya implementación se aspira a la consecución de ese objetivo

Según la Dirección General de Tráfico (DGT) en el año 2018 fallecieron 1.806 personas y de los 138.609 heridos 8.935 requirieron hospitalización. Los accidentes de tráfico con una lesión medular fueron la primera causa de ingreso en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo en 2017 y la media de lesionados medulares al año en España como consecuencia de un accidente de tráfico es de unos 500 casos.

Es cierto que la tendencia es decreciente como avalan los datos. En la década 2008-2018 el número de fallecidos ha decrecido en un 46% y si nos remontamos a datos del año 1978 vemos que en aquel año se alcanzaron los 6.697 fallecidos. Pero aún así suponen un coste altísimo a nivel humano, económico y con secuelas emocionales de por vida en heridos y allegados de las víctimas. A nivel mundial las cosas son parecidas, incluso la OMS la sitúa como la octava causa de muerte a nivel mundial.

Conscientes de este terrible coste y con la finalidad de ayudar a las organizaciones a reducir, y en última instancia eliminar, la incidencia y riesgo de las muertes y heridas graves derivadas de los accidentes de tráfico se publica en octubre del 2012 por parte de la Organización Internacional de Normalización (ISO) la Norma ISO 39001 Sistemas de Gestión Vial, RTS (Road Traffic Safety) haciéndolo en abril de 2013 su versión española ISO-UNE 39001:2013.

De esta manera se definen los estándares que debe adoptar una empresa u organización que desee implementar un Sistema de Gestión de la Seguridad Vial (SV). En empresas que desarrollan su trabajo o parte de él en carretera es una norma imprescindible.

Las ventajas de la implantación de la norma ISO 39001 en cualquier organización son las siguientes:

  • Corrección de posibles incidencias en un corto espacio de tiempo, ya que la identificación de amenazas y riesgos es casi automática.
  • Reducción de costes al aumentar la eficiencia y garantizarse la máxima seguridad de los trabajadores.
  • Su imagen sale reforzada al presentarse como una organización socialmente comprometida y concienciada. Posiciona a la empresa dentro de los más altos niveles de Responsabilidad Social Corporativa.
  • Reducción del absentismo laboral al disminuirse de manera notable las bajas laborales.
  • Fijación como objetivo fundamental de la reducción al máximo de las muertes y heridas graves provocadas por accidentes de tráfico, lo cual no solo redunda en los trabajadores de la organización sino también en la sociedad misma. Es decir, los beneficios de la adopción de la Norma ISO 39001 trascienden mucho más allá de los límites de la propia empresa.

La norma es aplicable para empresas u organizaciones de cualquier tamaño, tanto publicas como privadas. Lo indispensable es que exista esa relación directa con el sistema vial, por ejemplo, empresas dedicadas a la mensajería, mantenimiento, transporte de viajeros o actividades comerciales. Este tipo de empresas además de guardar el debido celo en el cumplimiento de las normas de seguridad vial deberán implementar otra serie de medidas tendentes a minimizar todos los riesgos posibles como por ejemplo la vigilancia de la salud de sus empleados por los problemas específicos que el desarrollo de su profesión implica: estrés, soledad, sedentarismo, duración de la jornada laboral, áreas de descanso no apropiadas, etc. Por estas razones esta norma es complementaria con la OHSAS 18001 o ISO 45001 abarcando ambas una completa prevención de riesgos laborales tanto en las instalaciones de la propia empresa como en los desplazamientos por carretera. Por tanto, una empresa u organización de certifique ambas normas tendrá un sistema de gestión integrado muy útil.

Será necesario por parte de la empresa u organización la elaboración de un código de buenas prácticas para que todos los componentes de la misma sean conocedores de los comportamientos y rutinas que han de adoptar en sus viajes por carretera.

El objetivo no es baladí, estamos hablando de vidas humanas y todo esfuerzo es poco. Desde IMQ Ibérica podemos acompañarte en el proceso de certificación con acreditación por parte de Accredia. Una sola vida salvada hace que el esfuerzo merezca la pena.

 

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar